Clínica de la SAV incorpora nuevos equipos de radiodiagnóstico

Uno de los aparatos realiza la tomosíntesis, tecnología que fusiona dos métodos: la mamografía digital 2D y la tomografía, que permite tomar imágenes más nítidas y detectar cualquier tumor, por muy pequeño que sea.

julio 2017

Clínica de la SAV incorpora nuevos equipos de radiodiagnóstico

La Clínica de Prevención del Cáncer (CPC) de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), ha renovado sus equipos de radiodiagnóstico con la compra de dos nuevos mamógrafos digitales de alta resolución y con mayor capacidad de diagnóstico que los anteriores, lo que le permitirá en poco tiempo duplicar el número de estudios realizados para la detección del cáncer de mama.

Así lo informó el director general de la CPC, el doctor Juan Saavedra, quien explicó que uno de los equipos tiene incorporado la tomosíntesis,  nueva tecnología que fusiona dos métodos, como son: la Mamografía Digital 2D y la Tomografía, lo cual permite ver la mama en tres dimensiones y tomar imágenes con mayor nitidez que con los mamógrafos tradicionales.

“Esta característica hace que aumente la sensibilidad de diagnóstico en un 25%, ya que al poder hacer más cortes del tejido mamario con movimientos, se obtiene mucha más información y se logra detectar cualquier tumor, por muy pequeño que sea”, señaló el médico.

Agregó que con este cambio de tecnología analógica por digital, la SAV da otro paso adelante en la lucha contra el cáncer de mama, que es la primera causa de muerte  en mujeres por cáncer en Venezuela, y ofrece una mejor calidad de atención a sus pacientes quienes deben realizarse el examen de detección de esta patología una vez al año. De allí, la utilidad  de estos nuevos equipos para mejorar el diagnóstico y poder indicar un tratamiento oportuno.

El director de la CPC dijo que el mamógrafo con tomosíntesis se encuentra completamente operativo y el mamógrafo 2D está en fase de prueba, ya que necesitan adecuar otras tecnologías como un robot de alto volumen, que es un impresor de imágenes en CD y DVD modo médico, que las etiqueta, le coloca los nombres y reproduce hasta 50 imágenes al mismo tiempo, el cual esperan tener funcionando a mediados de agosto de este año.

Indicó que una vez que tengan listas estas adecuaciones y el personal adiestrado, podrán duplicar el volumen de pacientes atendidos, que actualmente es de 350 por mes, y reducir la duración del examen en vista de que los equipos nuevos son mucho más rápidos que los anteriores.

Un estudio promedio puede durar entre 15 y 20 minutos dependiendo de la complejidad del caso, tipo de paciente, la edad, forma y tamaño de las mamas. Con los nuevos equipos, esperan poder realizarlos en aproximadamente entre 10 y 12 minutos, lo que representa un beneficio adicional para la paciente y a la vez incrementar el número de pacientes atendidas diariamente en un 50%.

Saavedra añadió que el examen es bastante sencillo y su costo es menor que en una clínica privada con equipos de alta tecnología, debido a que la misión de la CPC es social. El único requisito es ser evaluadas previamente por un médico oncólogo o mastólogo que es el que le sugiere la mamografía o tomosíntesis. La paciente debe haberse duchado en la mañana, no colocarse talco, vaselina ni ningún tipo de crema.

60 años de labor preventiva

La Clínica de Prevención del Cáncer tiene 60 años de fundada y forma parte de uno de los programas más importante de la SAV. Su misión es fundamentalmente educativa, preventiva y de diagnóstico precoz de la enfermedad, ya que si se detecta a tiempo las posibilidades de vida del paciente son mejores y el pronóstico también.

Su sede está ubicada entre las esquinas de Canónigo a Esperanza, avenida norte 3, número 43, parroquia Altagracia del Municipio Libertador. Todos sus servicios funcionan desde las  7 de la mañana hasta la 1 de la tarde, y se atiende por orden de llegada o por citas. Para solicitarlas, pueden llamar al 0212-5647356 o 0212-5649684.