SAV y Fundación Bengoa enseñaron técnicas de medición adecuadas en los niños

La actividad tuvo como objetivo determinar si los pequeños se están alimentando bien, y así evitar la aparición de enfermedades crónicas como el cáncer.

julio 2018

La actividad tuvo como objetivo determinar si los pequeños se están alimentando bien, y así evitar la aparición de enfermedades crónicas como el cáncer.

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), en conjunto con la Fundación Bengoa, realizó recientemente un taller de antropometría en el Centro Comunal Catia, como parte de la labor social que viene realizando a través del programa “La Lonchera de mi hijo”, para promover la buena alimentación en los niños.

El  objetivo principal de esa actividad fue conocer las técnicas de medición  adecuadas en los pequeños,  en cuanto a peso y altura,  para determinar si se están  alimentando adecuadamente, y así evitar la aparición de enfermedades crónicas como el cáncer, informó el gerente de proyecto de Fundación Bengoa, Marcos Velásquez.

Al taller asistieron 8 escuelas, representadas por sus directivos, quienes se comprometieron a poner en práctica los conocimientos aprendidos en sus respectivos planteles, con miras a beneficiar a aproximadamente 1200 niños, en edades comprendidas entre 3 y 5 años.

Los encargados de impartir  la  información fueron el profesor Edgar Vázquez y la licenciada Katherine Jardim, quienes tocaron temas referentes a la medición detallada, evaluación de resultados métricos, y el  correcto uso de peso, pabilo, y  balanza.

Un trabajo en equipo

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela destacó todos los beneficios de una buena alimentación en los infantes; mientras que la Fundación Bengoa se encargó de transmitir todo lo relacionado a los procedimientos antropométricos, de medición y peso.

Cesar Miranda, gerente de Educación y Prevención de la SAV, expresó que “fue una alianza perfecta, porque cada uno dio buenos conocimientos de su área”. Además, manifestó sentirse muy satisfecho con el resultado del taller, ya que se contó con el apoyo de la comunidad y  “la información que impartió  Bengoa  fue de primer nivel”.

Por su parte, Leicy Angulo,  directora del Centro Comunal Catia, expresó  su agradecimiento por la iniciativa. “El aporte fue muy dinámico y enriquecedor, porque nosotros normalmente pesábamos y medíamos a los niños, pero  gracias al taller notamos algunos  aspectos  a mejorar”,  añadió.

Al finalizar, ambas organizaciones otorgaron un  certificado digital que avala los conocimientos aprendidos, para que los  educadores asistentes puedan duplicar esta información en sus institutos, de manera profesional, labor que esperan expandir a otros rincones de la capital.